La abuela cuenta

La experiencia de cualquier familia inmigrante apunta a las ventajas del biculturalismo y del bilingüismo, aunque en las escuelas rara vez se reconocen. Las personas biculturales viven interpretando y reinterpretando, porque en la práctica de la comunicación cotidiana se dan cuenta que hay muchas oportunidades de cometer errores y también de sacar sorpresas. La arbitrariedad de los sistemas lingüísticos no es una nueva para los bilingües, aunque parezca de mucha sofisticación para los monolingües. Recientemente se han hecho varios estudios sobre los beneficios del bilingüismo, al nivel personal y en la vida colectiva sociopolítica.